¿Qué es el chiptuning?

El chiptuning, literalmente modificación por chip electrónico, es la técnica que permite aumentar de forma electrónica los rendimientos de un motor a explosión.

En la mayoría de los coches y de las motos modernas, los motores están controlados por una unidad de control electrónica: Electronic Control Unit, o ECU. El ECU gestiona de forma continua la cantidad de carburante inyectada, la presión del turbo, y los tiempos de encendido. Gracias al chiptuning es posible optimizar un cierto número de parámetros que definen el sistema de gestión del motor. Pero, veamos esto más despacio, respondiendo a la siguiente pregunta: ¿Qué es el chiptuning?

Autor: mentat-Pixabay

Autor: mentat-Pixabay

Regulación del encendido

Con el fin de extraer tanta energía como es posible en cada litro de carburante, el momento del encendido debe ser permanentemente modificado en función del número de revoluciones del motor, de carga del motor, de temperatura y de otros parámetros concretos. El aparato de regulación calcula y modifica permanentemente el momento del encendido.

Regulación de la detonación

En los motores económicos modernos, hay un esfuerzo por alcanzar una relación de compresión tan alta como sea posible con el fin de obtener un par lo más alto posible, limitando al máximo el consumo de carburante. Las relaciones de compresión altas aumentan los riesgos de inflamación espontánea no controlada, lo que puede provocar una combustión ruidosa. Esto va asociado a un aumento extremo de la temperatura y de la presión al nivel del motor, corriendo el riesgo de verse gravemente deteriorado.

Con el fin de evitar tales fenómenos, pero conservando una relación de compresión tan alta como sea posible, uno o varios sensores de detonación van instalados a nivel del motor que percibe este fenómeno como oscilaciones a alta frecuencia. El aparato de regulación del motor reacciona entonces retrasando el momento del encendido.

Inyección del carburante

En función de las señales de los sensores que miden la cantidad de aire aspirado, el número de revoluciones del motor y la carga del motor, así como algunos parámetros de corrección, el sistema electrónico determina el momento y la duración de la inyección mejor adaptadas.

Regulación del oxígeno

El sensor de oxígeno mide la cantidad de oxígeno que queda en los gases de escape. Según los valores medidos, una cierta cantidad de carburante es inyectada en la cantidad de aire aspirada por el motor. La cantidad de carburante inyectada es determinada de tal forma que la cantidad de oxígeno restante en los gases de escape es suficiente para permitir la oxidación de elementos no combustibles en el catalizador y la reducción de óxidos de azote presentes en los gases de escape. Los óxidos de azote son generados por presiones de combustión y temperaturas altas en razón de la oxidación de aproximadamente 20% de azote, normalmente presente en el aire ambiental.

Circulación de los gases de escape

Con el fin de reducir la cantidad de óxidos de azote en los gases de escape, una de la cantidad de gas de escape va dirigida hacia el motor y mezclada al aire de admisión. Esto permite ralentizar la combustión de la mezcla aire/carburante y reducir las temperaturas y las presiones de combustión. La cantidad de azote convertida en óxidos de azote es así menos importante.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *