Consigue una contraseña segura

Contrasea

 

 

 

 

Tus contraseñas son necesarias para el acceso a los servicios que contienen tu información personal. Una contraseña poco efectiva provocará que personas ajenas a ti puedan tener acceso a tus imágenes, datos bancarios, correos electrónicos, etc. con los riesgos que ello conlleva. Puedes conseguir una contraseña segura siguiendo estas sencillas recomendaciones.

Utiliza una clave diferente para cada servicio de internet. Son muchas las contraseñas que necesitarás recordar pero ten en cuenta que si utilizas una única contraseña para todo y alguien descubre cual es, dispondrá de toda tu información. Una buena contraseña debe ser difícil de adivinar y fácil de recordar. Para no olvidar ninguna de tus claves memoriza una frase que tenga sentido para ti, para conseguir su efectividad cambia algunas letras por números e incluye algunos signos. Puedes usar los nombres de los servicios donde vas a usarlas para disminuir el número de claves a recordar, incorporando las primeras o últimas letras de cada uno de ellos.

No desveles tu contraseña a nadie. Con una única persona a la que le facilites esta información ya estarás expuesto a que accedan a tu cuenta, dejando que hagan y deshagan a su antojo sin tu consentimiento. Hay que tener mucha precaución con las preguntas de seguridad. Emplea siempre preguntas que solo tú sepas responder evita que las preguntas hagan referencia a situaciones cotidianas que cualquiera pueda conocer. Tanto si acceden porque les has confiado tu contraseña o porque han descubierto tu respuesta secreta, podrán entrar en tus cuentas y cambiar tus claves por otras dejándote sin ningún tipo de acceso.

Es importante que tus contraseñas no sean tu nombre junto a tus apellidos ni numero consecutivos. La fecha de nacimiento y los números de teléfono son también una mala idea, evita usarlas. Existen programas informáticos dedicados a descifrar contraseñas, por lo que cuanto más cortas sean menos tiempo le llevará dar con la correcta, puede averiguarlas en cuestión de minutos. Es recomendable que las contraseñas se cambien de manera periódica.

Si no te ves capaz de recordar contraseñas tan complicadas y largas, puedes ayudarte de programas dedicados a la crear y administrar contraseñas. Son muy fáciles de usar y podrás tener siempre controladas todas tus claves. Además estos programas generan contraseñas prácticamente indescifrables para que no tengas que preocuparte de nada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este formulario recopila su nombre y correo electrónico para que podamos comunicarnos con usted. Consulte nuestra política de privacidad para más información. Doy mi consentimiento para que esta web recopile mi nombre y mi correo electrónico. *